CORONA DE ADVIENTO

LA CORONA DE ADVIENTO

La tradición de la corona de Adviento es parte de una larga tradición Católica, pero se cree que se inició en Alemania antes de la época cristiana, porque existen evidencias de que las gentes utilizaban coronas con velas encendidas, durante los días fríos del mes de diciembre. Esto lo hacían como símbolo de esperanza para los venideros días cálidos de la primavera. Luego, en la Edad Media, los cristianos adaptaron esta tradición de la corona de Adviento, como parte de su preparación espiritual para la Navidad.

La simbología envuelta en la corona de Adviento es muy interesante:

1. Esta hecha de diferentes hojas perennes para significar que la vida continúa. Inclusive las hojas tienen distintos significados dependiendo del árbol utilizado:

Las hojas de laurel simbolizan la victoria sobre la persecución y el sufrimiento.
Las hojas de pinos representan la inmortalidad.
Las hojas de cedro significan la fuerza y la curación.

2. La corona es de forma de círculo, que no tiene principio ni fin, para representar la eternidad de Dios. También todo tipo de decoración, tal como: piñones y nueces significan la eternidad de Dios.

3. En general, la corona de Adviento representa la inmortalidad de nuestra alma, la vida nueva y eterna que nos dio Cristo, con su victoria sobre el pecado y a través de su propia pasión, muerte y resurrección.

4. Las cuatro velas representan las cuatro semanas de Adviento:
Una tradición es que cada semana representa mil años, para sumar los 4.000 años que pasaron desde Adán y Eva hasta el nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo.
Tres velas son de color púrpua y una es de color rosada. Las velas púrpuras simbolizan la oración, penitencia y los sacrificios de preparación y las buenas obras realizadas durante este tiempo. La vela rosada se enciende el tercer domingo, llamado también Domingo de Gaudete. Es el domingo de regocijo, porque los fieles han llegado a la mitad del Adviento.
La iluminación progresiva de las velas simboliza la esperanza que rodea a nuestro Señor, la primera venida al mundo y la anticipación de su segunda venida a juzgar a los vivos y a los muertos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s